Hemos oído hablar mucho sobre el Psyllium, sus bondades en la cocina sin gluten, sus ventajas y sus beneficios pero…¿sabemos exactamente qué es?

¿Qué es el Psyllium?

El Psyllium, que proviene de una planta llamada plantago ovata (seguro que muchos de vosotros habréis oído hablar del plantago como remedio natural contra la constipación intestinal aunque no hay que confundirlas, ya que el psyllium panificable es la cáscara molida del plantago y el plantago ovata-medicamento es la semilla entera molida o en diferentes presentaciones y sabores).
Se presenta en forma de cáscara constituido por la envoltura de millones de minúsculos granos con gran contenido en fibra.
De hecho, la palabra psyllium viene del griego psyllos que significa pulga.

Una de sus características principales es que el Psyllium absorbe el agua creando mucílagos (esa especie de gel viscoso y transparente con aspecto gomoso. )
La Plantago ovata es una planta nativa de Ásia, de la región del Mediterráneo y del Norte de África, que se desarrolla en suelos arenosos y enlodados y ahora mismo es extensamente cultivado en India y Paquistán. De hecho, la India suministra un 85% del psyllium disponible en el mercado mundial.

¿PARA QUÉ SE USA EL PSYLLIUM EN LA COCINA SIN GLUTEN?

Uno de los grandes problemas del pan sin gluten es que, por lo general,  no tienen la esponjosidad, consistencia y elasticidad propia del plan con gluten y esto produce, entre otras cosas, que se desmigue y no sea tan “migable”.  Aunque no sólo sirve para el pan. Puedes utilizar este complemento en bizcochos, masas y repostería en general.
De modo que, como decimos, el Psyllium sin gluten sustituye el efecto “pegante” y espesante de gluten en la panadería y pastelería libre de gluten.
Un poco como la goma Xantana, pero en este caso es más para que la miga sea más esponjosa, en vez de para que no se deshaga.

Al retener agua, aumenta el volumen de la masa convirtiéndola en suave y jugosa. La cáscara de este elemento es muy útil para el desarrollo de las burbujas de gas a base de dióxido de carbono una vez que  el pan comienza a hornearse y aumenta su temperatura interior.

Las recomendaciones de uso son una “cucharada” (unos 20 gramos) por cada 500gr de harina sin gluten. No por añadir más se obtienen mejores resultados.
Hay que tener cuidado ya que, como os hemos explicado, el Psylium sin gluten tienen gran cantidad de fibra, por lo que no es recomendable pasarse con la dosis.

¿DÓNDE SE COMPRA EL PSYLLIUM?

Aunque hay algunos herbolarios y tiendas especializadas que lo venden, no es un elemento sencillo de encontrar.
En Glotones sin gluten los hemos comprado certificado sin gluten (todos son sin gluten, pero mejor cercioraros de que no lo contiene) a través de Amazon. Puedes encontrarlo en éste link:

Y vosotros, ¿ya habéis probado el Psyllium para elaborar vuestros panes sin gluten?
Contadonos vuestra experiencia por aquí o por  nuestras redes sociales.

¡Hasta la próxima, Glotones!

También te puede interesar:

Pin It on Pinterest