Con la llegada del nuevo curso siempre nos invaden las dudas con los niños celiacos en el colegio y la seguridad de que cumple su dieta sin gluten.

¿Comerá seguro en el cole? ¿Seguirá el comedor los protocolos sin gluten? ¿Qué pasa si se equivocan y le dan un menú con gluten? ¿Los compañeros entenderán que no deben contaminar su comida?

Pues bien, lo primero que queremos decir es… ¡Tranquilos! 😉

La mayoría de los colegios y catering de colectividades están muy acostumbrados a las alergias alimentarias y son muy conscientes de la importancia de seguir a raja tabla los protocolos de seguridad. La mayoría de los catering a domicilio y para comedores tienen directamente zonas de preparado diferenciadas para asegurar la ausencia de contaminación.

No obstante, os queremos dejar estos consejos para que el paso del celiaco por el colegio sea lo más seguro posible.

 

5 Consejos para la seguridad del Celiaco en el Colegio

 

1º Enseña a tu hijo celiaco

Asegúrate de que tu hijo sabe que es celiaco y conoce en la medida de lo posible lo que puede o no puede comer. Es muy importante que enseñemos a nuestro hijo a ser autónomo frente a la dieta sin gluten lo antes posible, porque nosotros no siempre vamos a estar allí para vigilar lo que pude o no puede comer. Intenta enseñarle desde pequeño las palabras celiaco y gluten. Cuando empiecen a crecer siempre explícale porque este o aquel alimento lleva o puede llevar gluten. Muéstrale los sellos sin gluten para que aprenda a reconocerlos e insiste en la importancia de mantener su comida apartada y protegida de otras manos o alimentos que pueden tener gluten. Te sorprenderá la capacidad que tienen los niños desde muy pequeños de asumir y normalizar su dieta, aprender a convivir con ella y saber comunicarla a los demás.

2º Informar al colegio de la celiaquía

Es muy importante que el colegio disponga del informe médico que acredita la enfermedad. De esta forma podréis solicitar que preparen para el alumno un menú sin gluten. Es obligatorio desde 2011 que todos los colegios ofrezcan este menú a los alumnos celiacos (según la Ley 17/2011, de 5 de julio de Seguridad Alimentaria y Nutrición)

3º Habla con sus profesores

Los profesores también están muy acostumbrados a las alergias alimentarias, pero nunca está de más recordarles la importancia de que tanto ellos como el resto de sus profesores y compañeros conozcan la enfermedad. En muchos colegios permiten a los padres hacer pequeños talleres con los niños. Podéis hacer una pequeña exposición sobre el gluten y la celiaquía. En Internet encontrareis un montón de recursos que os pueden ayudar como “Don Gluten el travieso” “Las Aventuras de Martina”  o “Historias de Celiacos

Desde los 4 años pueden ser ellos mismos los que les expliquen la enfermedad a sus compañeros. Ayúdales a preparar una presentación sencilla y divertida. ¡Les encantará ser los protagonistas!

4º Ponte en contacto con el responsable del comedor

Ya sea comedor propio o catering ajeno al centro, podemos pedirles que nos expliquen que protocolos siguen para asegurar la ausencia de gluten. Además podéis recomendarles que se asocien a la Asociación sin gluten de su ciudad para recibir formación. En el caso de Madrid, animarles a unirse al Día Sin Gluten en el Cole que organiza la Asociación de Celiacos de Madrid anualmente.

5º En caso de contaminación, calma

En caso de ingesta de gluten es muy importante no alarmarse. No debemos enfadarnos ni regañar al niño. Será importante ponernos en comunicación el colegio y los padres para preguntar al niño qué ha comido e investigar cómo se ha producido la transgresión. Si ha sido accidental podremos tomar medidas para evitarla en el futuro.

Aprende más sobre la celiaquía y dieta sin gluten con nosotros.

Facebook
YouTube
Instagram